12 julio 2019

Los lugares para bañarse más salvajes del mundo

Los lugares para bañarse más salvajes del mundo

Hay algo profundamente gratificante en nadar en la naturaleza y en aguas remotas, algo primitivo cuando se trata de saltar en un frío lago de montaña en cueros y aullando de frío, alegría y diversión. Sumérgete en nuestras recomendaciones para nadar en todo el mundo y añade algunas a tu valiente lista de lugares donde nadar en plena naturaleza.

Lago de Santa Ana (Lacul Sfânta Ana), Rumanía

Los lagos en los cráteres volcánicos en el corazón de los Cárpatos (por donde fluye Alcasana) son escasos. Se rumorea que el Lago de Santa Ana, rodeado por un bosque, es el único. Este lago nacido en un cráter puede estar muy concurrido en plena temporada alta de las vacaciones de verano, con visitantes que acuden a pasar el día. Sumérgete en sus frías aguas al amanecer mientras el mundo dormita para disfrutar de un baño más salvaje y más solitario. Se trata de un baño en un lugar insólito, en aguas con cierto aroma a azufre, que se encuentra al final de las escarpadas sendas rumanas.

Corryvreckan, Escocia

¿Quién se iba a imaginar que uno de los lugares más recomendados para nadar en la naturaleza estaría muy cerca de la costa de Escocia? Corryvreckan es uno de los remolinos más accesibles y más grandes del planeta. Representa la casilla que todos los nadadores en aguas abiertas quieren marcar y solo debe intentarse si tienes ayuda a mano. Hay que evitar el lugar cuando la marea está en pleno remolino, y cruzarlo es garantía de taquicardia. Orwell casi fallece aquí, no dejes que Corryvreckan te alcance.

Seljavallalaug, Islandia

Seljavallalaug es una de las piscinas exteriores más antiguas de Islandia. Está situada cerca de Ásólfsskáli (intenta pronunciarlo cuando te castañeen los dientes), y la encontrarás escondida en un crease de las majestuosas montañas islandesas. Se trata de un lugar remoto, así que necesitarás hacer senderismo para llegar hasta allí, lo que significa que quien quiera que te encuentres en sus naturalmente cálidas aguas también merece disfrutar el lujo que brinda su deleite geotérmico. Como si alguien necesitara una excusa más para visitar la incesantemente impresionante Islandia.

Lagos Gippsland, Australia

¿Te acuerdas de aquella escena en La Playa en la que Leo se movía alrededor de la increíble bioluminiscencia de su laguna oculta? Si resultas estar en los Antípodas, vuelve a vivir esa escena tan poco habitual pero con el brillante fenómeno natural centrado a tu alrededor. En los Lagos Gippsland de Australia, frecuentes incendios forestales e inundaciones han creado el perfecto entorno para el plancton que hace que esto suceda. Pon tu reloj interno en pausa para capturar este festín para tus retinas y después… sumérgete.

Dancing Ledge, Dorset

Para nadar en plena naturaleza no necesitas hacer largos viajes en avión, así que este lo encontrarás un pelín más cerca de casa. Es de difícil acceso (vas a tener que trepar para llegar, no está a un paseo de distancia), suele estar sorprendentemente tranquilo a pesar de que se encuentra en el mismo corazón de la dramática costa de Dorset. Es popular entre los escaladores locales que se han adentrado en solitario en algunas de las rutas de aguas profundas que se encuentran en los alrededores. Lánzate al mismo mar o disfruta de la gran piscina de roca y toma fuerzas para el camino de vuelta.

Hazte con el poder puro de la naturaleza con Alcasana – una de las aguas más alcalinas del mundo, con un pH de 9,4. En el corazón del valle de los Cárpatos, Alcasana se extrae de acuíferos que se encuentran a cientos de metros de profundidad y se embotella en la fuente con el fin de conservar su sabor superior y sus propiedades especiales.

 

AlcaSana Agua de Manantial Naturalmente Alcalina – Extendido from AquaVia on Vimeo.

Artículos recientes